OTRA QUE KUNG FU PANDA

3. may., 2017

Yoni Henricksen se encontró en el cerro de Tekorendá con este oso melero (Tamandua tetradactyla) el que enseguida adoptó una posición defensiva, pero al notar que Yoni sólo le tomaba un par de fotos con su celular, retomó su posición normal, alejándose lentamente tras la vegetación. Lo volvimos a encontrar a los pocos días...lamentablemente, atropellado sobre el asfalto de la ruta 2.