Nymphalidae

Familia Nymphalidae

“Ninfálidos” - “Nymphalids” (I)

   Familia muy numerosa, con alrededor de 5000 especies conocidas en el mundo, de colores y formas diversos, que agrupa varias sub-familias, consideradas anteriormente como familias. Se caracterizan por tener el tórax y el abdomen de igual tamaño, y por la atrofia del primer par de patas en ambos sexos, dando la impresión de tener solo cuatro.        

    Huevos y orugas de diferentes formas.

   Crisálidas suspendidas, colgando con la cabeza hacia abajo.

 

Subfamilias:

LibytheinaeCon sólo 2 géneros y 10 especies en todo el mundo, son mariposas con mimetismo críptico, semejando una hoja seca con su tallo. Este último se debe a la presencia de palpos labiales muy largos, característica de esta subfamilia. Huevos ovales con finas estrías. Orugas de color verde cubiertas con diminutos pelos. Se alimentan de hojas de “Tala” (Celtis sp.).  Crisálidas suspendidas, de superficie lisa, con una marcada joroba y estuche para las alas.

DanainaeCon alrededor de 300 especies conocidas en el mundo, son mariposas de tamaño mediano, transparentes o con colores de advertencia. Las orugas se alimentan de plantas lechosas tóxicas, cuyos venenos persisten tanto en la crisálida como en el adulto, lo que le otorga un sabor desagradable que las hace incomestibles para otros animales. Huevos levemente cupuliformes y con costillas prominentes. Orugas lisas, generalmente con anillos coloreados a lo largo del cuerpo y con dos pares de prolongaciones filamentosas, las que le otorgan cierta apariencia de agresividad. Crisálidas suspendidas cabeza abajo mediante un tallo sedoso, rechonchas y redondeadas, sin protuberancias, de color verde, y en algunos casos adornadas con pequeños puntos brillantes dorados o plateados. A medida que evolucionan van oscureciéndose.

Heliconinae: “Longwings” (I) Mariposas de tamaño mediano, con las alas anteriores largas y angostas y las posteriores cortas y redondeadas. Coloración llamativa, con predominancia del anaranjado, y en el género Heliconius con colores de advertencia. Fluidos corporales con componentes procedentes de las plantas de las cuales se alimentan durante el estado larvario las hacen impalatables, protegiéndolas así de los predadores. Huevos estriados longitudinalmente y depositados sobre el reverso de las hojas de las plantas nutricias. Orugas delgadas con espinas. La mayoría se alimenta de Passifloraceae. Crisálidas con joroba y protuberancias, suspendidas cabeza abajo de las ramas de las plantas donde suelen alimentarse en su estado larvario. Tribus Heliconiini, con unas 100 especies conocidas en el mundo; Argyrinini y Acraeini.

 Limenitidinae: Sisters” (I) Esta subfamilia cuenta con especies muy parecidas entre sí, de ahí el término vulgar en inglés con el que se las designa. En su faz dorsal las alas presentan una banda longitudinal de color blanco con manchas amarillas en sus extremos. Buscan lugares abiertos para asolearse con las alas desplegadas. Las orugas se alimentan de uforbiáceas. Tribu Limenitidini.

Apaturinae: “Emperors” (I) Se han descrito 98 especies en el mundo repartidas en 20 géneros. De tamaño mediano y con colores apagados en su faz ventral, aunque atractivos y en algunos casos tornasolados en los machos en su faz dorsal, lo que es aprovechado provocando el llamado efecto “flash” para marcar territorio. Presentan dicromatismo sexual, a excepción de Doxocopa linda mileta, en que ambos sexos tienen la misma coloración, parecida a la de la hembra de Doxocopa laurentia y a las especies del género Adelpha, diferenciándose de estas últimas por tener la espiritrompa de color verde, característica típica de este género.  Frecuentan lugares abiertos y soleados. Descansan con las alas extendidas, aunque a veces las pliegan. Suelen libar las sales disueltas en el lodo, sobre todo si ha orinado algún animal, y también posarse sobre la piel humana para absorber las sales de la transpiración. Orugas de piel lisa, presentan dos prolongaciones a cada lado de la cabeza a modo de cuernitos. Se alimentan de Celtidáceas. (Talas). Un solo género (Doxocopa) en la región estudiada, con cinco especies.

Biblidinae: “Biblids” (I) Subfamilia muy heterogénea, con alrededor de 340 especies, la mayoría en zonas neotropicales. Tribu Biblidini: De vuelo bajo, buscan lugares abiertos para asolarse con las alas desplegadas. Suelen libar las sales del piso y posarse sobre la piel humana para absorber las sales de la transpiración. Huevos blanco-amarillentos. Las orugas se alimentan de euforbiáceas. Tribu Ageroniini: Con dos géneros: Hamadryas y Ectima, suelen mimetizarse en los troncos, donde descansan siempre con las alas desplegadas y la cabeza hacia abajo. No son adictas al néctar de las flores, sino que prefieren libar la sabia que se filtra a través de la corteza de los troncos donde se posan.  Se caracterizan además por producir un sonido como chasquido al volar, posiblemente para señalar su territorio, de donde provienen los nombres vulgares de “Crackers” (en inglés) y de “Pororó” (voz guaraní) con que se designan estas especies. Las orugas tienen aspecto espinoso y por detrás de la cabeza dos apéndices largos con un abultamiento en el extremo a modo de antenas. Crisálidas con dos apéndices cefálicos característicos. Tribu Epiphiliini; Tribu Eubagini;  Tribu Callicorini: Las especies del género Diaethria son conocidas por los números que ostentan en la cara ventral de sus alas. Las Callicore y Paulogramma son parecidas. Todas ellas suelen formar parte de las asambleas que se constituyen para libar las sales disueltas en el lodo. Orugas de color verde, con dos prolongaciones dirigidas hacia delante con forma de ramitas espinosas.

Cyristinae: “Daggerwings” (I) Con sólo tres géneros reconocidos a nivel mundial, agrupa mariposas medianas a grandes con coloración críptica en la faz ventral y con prolongaciones en el margen posterior, lo que les da el aspecto de hojas secas mientras mantienen las alas plegadas. No son atraídas por el néctar, aunque si por frutos caídos en estado de descomposición y por estiércol. También suelen libar en el barro, a orillas de los arroyos. Huevos de color blanco o amarillentos depositados en forma aislada. Orugas lisas, con colores vistosos de advertencia, con dos prolongaciones recurvadas de color negro, a modo de cuernos por detrás de la cabeza y otras cuatro en el dorso, en los segmentos 4, 6, 8 y caudal. Crisálidas con manchas y espinas delgadas de color negro.

, Nymphalinae, Charaxinae y Satyrinae.